¿Cada cuánto tiempo es recomendable cambiar las alargaderas de una vía venosa?

¿Cada cuánto tiempo es recomendable cambiar las alargaderas de una vía venosa?
15 marzo, 2019 | Mari Carmen Villar Bustos

Los cuidados relacionados con el manejo de llaves de tres vías y alargaderas en vías venosas es un trabajo habitual de las enfermeras. En este post te resumimos los conceptos clave y te contamos cada cuánto tiempo es recomendable cambiar las alargaderas de una vía venosa.

Aunque a continuación te explicamos cada cuento tiempo tienes que cambiar una alargadera y llave de tres vías, siempre que tengas alguna duda puedes preguntar al grupo de expertos de SalusOne desde la sección “Pregunta”.

¿Cada cuánto tiempo es recomendable cambiar las alargaderas de una vía venosa?

 ¿Cada cuánto tiempo debe cambiarse el sistema y las llaves de tres pasos para prevenir la aparición de complicaciones?

Según la Guía de Práctica Clínica sobre Terapia Intravenosa con Dispositivos No Permanentes en Adultos (1), la respuesta es que los sistemas de perfusión continua, tanto primarios como empalmes secundarios:

  1. Si no administran lípidos o productos sanguíneos pueden mantenerse más de 96 horas (4 días), ya que los cambios más frecuentes de los sistemas no disminuyen las tasas de infección, colonización del catéter, ni obstrucción. Mantener los sistemas durante más de 7 días se puede considerar si se están utilizando sistemas con protección anti infecciosa.
  2. Cuando la perfusión es de productos de nutrición parenteral con lípidos hay estudios que sugieren incremento del riesgo de infección, requiriéndose el cambio de los sistemas cada 24 horas.
  3. En la transfusión de productos sanguíneos los sistemas se cambiarán cada 4 horas.
  4. Los sistemas intermitentes que se conectan y desconectan tienen un mayor riesgo de contaminación y aunque hay ausencia de evidencias sobre diversas pautas de recambio, los estándares INS (INS, 2011) recomiendan que se cambien cada 24 horas.

¿El uso de alargaderas con llave de tres pasos es mejor que la utilización de alargaderas bifurcadas para prevenir la aparición de complicaciones?

En el caso de compartir la vía para extracción de analíticas o administración de fármacos, no se ha encontrado bibliografía que aborde esta cuestión. No obstante, esta misma guía (1) recomienda que la llave de tres pasos no debería ir integrada en la alargadera, ya que cuando se precisara su cambio debería poder cambiarse solo la llave, facilidad que aportan las alargaderas bifurcadas.

Las recomendaciones de la guía de Osakidetza para el cuidado del acceso vascular, están basadas en las del CDC. Aquí transcribimos literalmente algunas de ellas:

Recomendaciones en relación a la sustitución de equipos de infusión, alargaderas y agujas:

  • En pacientes en los que no se está infundiendo productos sanguíneos o emulsiones grasas, remplazar los equipos de infusión continua como mínimo una vez cada siete días, y no más frecuentemente que cada 96 h (CDC 2011, Grado de Evaluación Ia).
  • Cambiar los sistemas y válvulas de inyección sin aguja, al menos de modo tan frecuente como el sistema de infusión (CDC 2011, grado de evidencia II).
  • Remplazar los equipos de infusión que se han empleado para administrar sangre, productos sanguíneos o emulsiones grasas (las combinadas con aminoácidos y glucosa de manera conjunta o separada) dentro de las 24 primeras horas de haber iniciado la infusión (CDC 2011, Grado de Evidencia Ib).
  • Si se está administrando Propofol, los equipos de administración deben remplazarse cada 6-12h (CDC 2011, Grado de Evidencia Ia).
  • Asegurarse de que los componentes de los sistemas de infusión son compatibles para minimizar las roturas y las fugas (CDC 2011, grado de evidencia II).

Aspectos sin resolver respecto a la sustitución, recolocación y retirada de los dispositivos venosos:

  • No se emiten recomendaciones sobre la frecuencia con que deben cambiarse los sistemas de administración endovenosa intermitente (CDC 2011).
  • No se conoce si las alargaderas deben cambiarse cada 72 horas (CDC 2011).
  • No se emiten recomendaciones sobre la frecuencia con la que deben cambiarse las agujas de los puertos implantados o reservorios (CDC 2011).
  • No se emiten recomendaciones sobre cuánto tiempo puede estar una aguja de acceso a puerto implantado o reservorio (CDC 2011).

Alargaderas y Productos Sanitarios

Respecto a las alargaderas y otros productos sanitarios, conviene saber que todos los dispositivos médicos utilizados en la Unión Europea y por tanto en España, deben tener una marca CE. La marca CE significa «Conformité Européene» y certifica que un producto ha cumplido con los requisitos de la Directiva de Dispositivos Médicos 93/42 / EEC según la enmienda 2007/47 / EC. El marcado CE va acompañado de un número de 4 dígitos que corresponde al Organismo Notificado que ha intervenido en la evaluación de los productos.

Se encuentran regulados por el Real Decreto 1591/2009, de 16 de octubre, por el que se regulan los productos sanitarios, que transpone la Directiva 93/42/CEE.

Este tipo de dispositivos se incluyen entre los clasificados como Clase IIa, en esta página de la AEMPS puedes encontrar toda la información al respecto.

Cualquier producto cuyos componentes no cumplan con el marcado requisitos CE deben retirarse e informar a la AEMPS.

Todos los procedimientos relacionados con la infusión (preparación del sitio, inserción de dispositivos de acceso venoso periférico o central, gestión de equipos relacionados con la infusión, tales como Conjuntos de administración, complementos y apósitos como así como el mantenimiento y cuidado continuo) requieren el uso de una técnica aséptica. Mantener en adecuadas condiciones de permeabilidad y asepsia los dispositivos venosos periféricos del paciente reduce las incidencias y complicaciones que pudieran aparecer.

Como te hemos indicado al comienzo de este artículo, si eres enfermera o profesional sanitario y tienes alguna duda sobre cualquier cuestión de tu práctica diaria, puedes consultarnos gratuitamente desde la Web SalusOne, o descargándote la App desde el Google Play de Android o App Store de Apple. 

Bibliografía

  1. Grupo de trabajo de la Guía de Práctica Clínica sobre Terapia Intravenosa con Dispositivos no Permanentes en Adultos. Guía de Práctica Clínica sobre Terapia Intravenosa con Dispositivos no Permanentes en Adultos. [Internet] Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad. Agencia de Evaluación de Tecnologías Sanitarias de Andalucía (AETSA); 2014. Guías de Práctica Clínica en el SNS. [Consultada el 20 de febrero 2019]. Disponible aquí.
  2. Garate Echenique L, García Domínguez MV, Valdivia Chacón I, del Rio Pisabarro MC, Cidoncha Moreno MA. Grupo Accesos Venosos. Recomendaciones basadas en la evidencia para el cuidado del acceso vascular. [Internet] Osakidetza; 2015. [Consultada el 20 de febrero 2019]. Disponible aquí.

App Enfermería SalusOne

¿Cada cuánto tiempo es recomendable cambiar las alargaderas de una vía venosa?
4.7 (93.33%) 3 votos

Artículos relacionados

Cómo realizar una cricotirotomía y traqueostomía
Cómo realizar una cricotirotomía y traqueostomía

Cómo realizar una cricotirotomía y traqueostomía

Cómo realizar una cricotirotomía y traqueostomía

Leer más
Mascarillas de oxígeno y gafas nasales: para qué sirven y cómo se utilizan
Mascarillas de oxígeno y gafas nasales

Mascarillas de oxígeno y gafas nasales: para qué sirven y cómo se utilizan

Mascarillas de oxígeno y gafas nasales: para qué sirven y cómo se utilizan

Leer más