La gestión de los cuidados de enfermería

La gestión de los cuidados de enfermería
17 diciembre, 2019 | SalusPlay

Resumimos todo lo que necesitas saber sobre la gestión de los cuidados de enfermería: qué es, ámbitos de desarrollo y gestión clínica.

La Ley 44/2003, de 21 de noviembre, de Ordenación de las profesiones sanitarias (LOPS), reconoce a las enfermeras la autonomía y responsabilidad en el ejercicio de la profesión que desempeñan y señala que le corresponde la dirección, evaluación y prestación de los cuidados de Enfermería orientados a la promoción, mantenimiento y recuperación de la salud, así como a la prevención de enfermedades y discapacidades. Y es bajo esta misma ley, por la que queda perfectamente refrendada la competencia para el desarrollo de la función gestora de las enfermeras, reconociendo a los profesionales sanitarios y entre ellos a las enfermeras, la competencia para desarrollar su función gestora, así como en los ámbitos asistencial, investigador, docente, de prevención e información y educación sanitarias.

Qué es la gestión de los cuidados

El concepto Gestión de los cuidados es un término multidimensional, que permite su abordaje desde la orientación teórica, legal, ética, metodológica, etc.

A pesar de que existe mucha literatura referente a la Gestión de los cuidados (GC), son pocos los trabajos que abordan su definición. La GC se entiende como “el ejercicio profesional de la enfermera, sustentada en su disciplina, la ciencia del cuidar y se define como la aplicación de un juicio profesional en la planificación, organización, motivación y control de la provisión de cuidados oportunos, seguros, integrales, que aseguren la continuidad de la atención y se sustenten en las políticas y lineamientos estratégicos de la institución” o “un ejercicio de competencias personales, profesionales e instrumentales para organizar, coordinar y articular los cuidados en los diferentes niveles de atención, asegurando con ello, la continuidad y eficacia de los mismos”.

En el sector de la salud se distinguen tres niveles de gestión: la macrogestión, referente a las políticas sanitarias, la mesogestión, es decir, la gestión de centros e instituciones sanitarias y la microgestión, la que lleva a cabo la enfermera en su labor asistencial.

Bajando entonces a la microgestión de los cuidados, se define como “la atención profesional que da la enfermera en prestaciones de servicio para la salud, donde se establece una relación de ayuda con la persona o personas dependientes de cuidados y cuyo objetivo se centra en desarrollar la capacidad de autocuidado de la persona y su entorno, con la potenciación de los recursos naturales respecto a los conocimientos, la motivación y la capacidad para su autocuidado” o “el proceso continuo de toma de decisiones por parte de las enfermeras, que permite orientar la práctica profesional respecto a los cuidados que requiere una persona o un grupo y la mejor forma de organizar los recursos que se disponen, considerando siempre la mejor evidencia disponible”.

Sin embargo, cualquier definición es difícil dada la complejidad que reviste el ejercicio de la enfermería, entendiendo que la gestión de los cuidados se centra en un aspecto práctico del ámbito ocupacional de las enfermeras y que incluye la gestión de los recursos, de la información, de los pacientes y la acción del cuidar en su conjunto.

La gestión de los cuidados como parte de la gestión clínica

La gestión de los cuidados se considera una parte de la gestión clínica y que tiene como objetivo la adecuación de la oferta de cuidados de enfermería a las necesidades y a las demandas de los pacientes. Supone producir cuidados enfermeros eficaces, de calidad y a un coste adecuado.

El modelo de gestión de cuidados de cada institución se basa en los valores profesionales marcados por la Dirección de Enfermería, posicionándose en un modelo teórico enfermero que guía la organización y el funcionamiento de las unidades y servicios de enfermería y que permite la optimización de los recursos.

Los principios de la gestión de los cuidados enfermeros los constituyen los elementos de gestión enfermera y el campo de la gestión de los cuidados.

Los elementos de la gestión enfermera están delimitados por el marco de la disciplina enfermera. Hablar de la disciplina enfermera es hablar del conocimiento enfermero desde la naturaleza del cuidado. Estos elementos de la gestión enfermera incluyen la planificación de los cuidados dirigidos a las necesidades de la persona y a la gestión de su entorno como condicionante de la salud. Incluye también los valores del cuidado, considerando a la persona por su dignidad humana y definida como ser único y global. Y otro de los elementos de la gestión enfermera son los métodos para el análisis de las necesidades de cuidados a partir del registro de las variables que recogen la percepción de la persona y su entorno sobre su propio cuidado.

El campo de la gestión de los cuidados viene determinado por la estructura, por el proceso y por los resultados de la atención a la salud que prestan las enfermeras. La estructura de los cuidados parte del conocimiento enfermero y de los valores del cuidado de la salud, el proceso está definido por la manera de hacer enfermería, es decir por el método enfermero y por el contexto en el que se brindan los cuidados. Por último, los resultados son la medida de salud que se han alcanzado en relación con la capacidad de autonomía de la persona y su entorno para satisfacer sus necesidades de cuidados.

Ámbitos de desarrollo de la gestión de los cuidados

Los ámbitos del cuidado enfermero están en todas las situaciones de vida y de salud de las personas y en los contextos del desarrollo humano en donde el cuidado de la salud requiere ayuda profesional e incluyen la Atención Primaria, la Atención Especializada y la Atención sociosanitaria.

En el ámbito hospitalario una unidad de enfermería se define como un equipo de trabajo que presta cuidados de enfermería a pacientes. Cuando los pacientes están ingresados, se trata de una unidad de hospitalización o una unidad de cuidados intensivos. Cuando la atención se presta de forma ambulante, puede ser una unidad de hospitalización a domicilio, una unidad de cuidados paliativos, una unidad de atención domiciliaria, etc. Los cuidados pueden prestarse también en el bloque quirúrgico, en consultas externas o en servicios centrales.

Todas ellas están dirigidas por un responsable de unidad, un supervisor y disponen de una cartera de servicios de productos intermedios.

La gestión adecuada de los cuidados de enfermería se garantiza cuando los responsables, los supervisores son enfermeras gestoras, que no se centran únicamente en ser eficaces como organizadores y supervisores de recursos humanos y recursos materiales de acuerdo a los fines de la organización, sino que también incluyen la gestión de los cuidados hacia la persona y sus necesidades, consolidando su liderazgo y potenciando la participación de los equipos.

La gestión de cuidados de enfermería

Artículos relacionados

Intervenciones de enfermería en una intoxicación por setas
Intervenciones de enfermería en una intoxicación por setas

Intervenciones de enfermería en una intoxicación por setas

Intervenciones de enfermería en una intoxicación por setas

Leer más
Gestión de la información científica a través de Zotero
gestión de la información científica a través de zotero

Gestión de la información científica a través de Zotero

Gestión de la información científica a través de Zotero

Leer más