Másters Enfermería

30 octubre, 2018 | SalusPlay

Métodos físicos de esterilización de productos sanitarios

Te explicamos las características del calor seco y del calor húmedo como métodos físicos de esterilización de productos sanitarios.

Métodos físicos de esterilización de productos sanitarios

Calor seco; método físico de esterilización de productos sanitarios

El calor seco como método físico de esterilización de productos sanitarios consiste en la inactivación de las células mediante oxidación por transferencia de calor de 160°C a 280°C durante un tiempo de entre 30 minutos y 2 horas.

Se puede llevar a cabo mediante:

  • Horno o Estufa de Calor Seco: Es importante colocar correctamente los materiales de manera que permitan una correcta circulación del aire entre ellos. Proceso discontinuo.
  • Túnel de Esterilización (a nivel industrial): Proceso continuo a temperaturas superiores a 250°C, pudiendo alcanzar los 300°C.

Ámbito de aplicación: materiales resistentes al calor, pero sensibles a la humedad, como por ejemplo vaselinas, sustancias grasas u oleosas, talco, instrumental cromado o niquelado, envases de vidrio, cerámicos y pirex.

Controles:

  • Sistemas de filtración: controles de ausencia de partículas e integridad de los filtros.
  • Sensores de temperatura y tiempo: determinan la homogeneidad de la temperatura en todas las zonas del proceso.
  • Bioindicadores: utilizando tiras de Bacillussubtilis, variedad niger.

Ventajas:

  • Económico.
  • Ausencia de toxicidad ambiental.
  • Proceso en seco.
  • No deja residuos tóxicos en los materiales esterilizados.

Inconvenientes:

  • Proceso con mejor margen de seguridad que otros métodos.
  • Proceso lento.
  • Limitado espectro de aplicación.

Calor húmedo; método físico de esterilización de productos sanitarios

La utilización del calor húmedo como método físico de esterilización de productos sanitarios se puede llevar a cabo mediante:

  • Método de Agua Hirviendo (100°C): manteniendo el material durante 5 minutos totalmente sumergido en el agua. Se considera más un método de desinfección, pero no asegura la esterilización.
  • Tindalización: empleo de agua hirviendo a 100°C durante 20-45 minutos a lo largo de 3 días. No se utiliza en producto sanitarios.
  • Esterilización con presión y temperatura (Autoclave): Inactivación de células como consecuencia de la coagulación de las proteínas, causada por la transferencia de calor a través de vapor a alta presión y temperatura mayor a 121°C, durante un tiempo de entre 3 y 20 minutos.

Ámbito de aplicación: textiles de algodón y poliéster, textiles sintéticos, instrumental quirúrgico de acero inoxidable o titanio, vidrios, papel, cerámica, prótesis e implantes.

Controles:

  • Sensores de temperatura y de presión calibrados, a lo largo de la carga durante el proceso.
  • Integridad de los filtros de aire: control de prueba de fugas.
  • Bioindicadores: utilizando tiras de BacillusStearothermophilus.
  • Indicadores químicos: tiras de reactivos calibradas en unidades de referencia de letalidad, para comprobar al final del ciclo que se ha conseguido la medida de la letalidad para un microorganismo específico.

Ventajas:

  • Proceso con alto margen de seguridad.
  • Económico.
  • Rápido y eficaz.
  • Ausencia de toxicidad ambiental.
  • No deja residuos tóxicos en los materiales.

Inconvenientes:

  • No apto para esterilización de polvos, sustancias oleosas o grasas.
  • No apto para productos sensibles al calor o a la humedad (cables, goma, etc.).
  • No aplicable al instrumental quirúrgico cromado.

Si quieres saber más sobre la esterilización de productos sanitarios y además mejorar tus méritos para conseguir una plaza como enfermera, puedes realizar el Máster Online en Farmacología y Productos Sanitarios para Enfermería (link máster Farmacología) de SalusPlay.

 

Guía dosificación farmacológica

Categoría: Formación enfermería

Etiquetas: , ,


Métodos físicos de esterilización de productos sanitarios
5 (100%) 2 votos

Apúntate a nuestra newsletter.