Másters Enfermería

7 febrero, 2019 | SalusPlay

Seguridad en el uso de medicamentos: prevención de los errores de medicación

Te presentamos las pautas que debes tener en cuenta para prevenir los principales errores de medicación.

Un error de medicación (EM) (Medication error, ME) es cualquier error que se produce en cualquiera de los procesos del sistema de utilización de los medicamentos.

De acuerdo a la definición del National Coordinating Council for Medication Error Reporting and Prevetencion (NCC MERP), un error de medicación es “cualquier suceso que, pudiendo evitarse, lleva al uso inadecuado de la medicación o al daño del paciente cuando el profesional sanitario, el paciente o el usuario están a cargo de la medicación”

La prevención de errores de medicación exige una variabilidad de medidas y sobre todo un cambio en la cultura del sistema sanitario en que tradicionalmente se ha culpado a los individuos de los errores cometidos y no se ha dirigido la atención a estudiar los fallos en el sistema que han permitido que el error sucediera.

La idea clave para mejorar la seguridad de los pacientes es centrarse en que los sistemas sanitarios no son seguros, no en que los profesionales sean unos incompetentes.

Hay múltiples situaciones que pueden desencadenar un error de medicación, algunas de ellas son:

  1. Errores por etiquetado o envasado similar o inapropiado
  2. Errores por similitud ortográfica o fonética de los nombres de los medicamentos
  3. Errores por uso de abreviaturas
  4. Errores en la interpretación de las prescripciones médicas

Tipos de Errores de Medicación

Existen varios tipos de errores de medicación pueden ser de varios tipos:

  1. Error de prescripción

Selección incorrecta del medicamento prescrito (según sus indicaciones, contraindicaciones, alergias conocidas, tratamiento farmacológico ya existente y otros factores), dosis, forma farmacéutica, cantidad, vía de administración, concentración, frecuencia de administración o instrucciones de uso; prescripciones ilegibles o prescripciones que induzcan a errores que pueda alcanzar al paciente.

  1. Error por omisión

No administrar a un paciente la dosis prescrita antes de la siguiente. Asume que no ha habido error de prescripción. Se excluirían: 1) los casos en que el paciente rehúsa tomar la medicación o 2) la decisión de no administrar la medicación al darse cuenta de que existen contraindicaciones. Si hubiera una explicación evidente para la omisión (por ejemplo, el paciente estaba fuera de la unidad de enfermería para hacerse unas pruebas, o la medicación no estaba disponible), esta razón debe documentarse en la historia clínica del paciente.

  1. Hora de administración errónea

Administración fuera del tiempo preestablecido.

  1. Administración de un medicamento no prescrito

Incluiría, por ejemplo, un medicamento equivocado, una dosis administrada a un paciente equivocado, medicamentos no prescritos y dosis administradas fuera de las guías o protocolos clínicos establecidos.

  1. Error de dosificación

Administración al paciente de una dosis mayor o menor de la prescrita o administración de dosis duplicadas. Excluiría: 1) desviaciones aceptadas según los márgenes predefinidos que se hayan establecido en cada institución en función de los dispositivos de medida proporcionados a los profesionales encargados de la administración de los medicamentos (por ejemplo, no administrar una dosis en función de la temperatura o el nivel de glucosa determinados en el paciente) y 2) formas farmacéuticas tópicas cuando la prescripción no haya indicado la cantidad.

  1. Administración de una forma farmacéutica distinta a la prescrita

Excluiría los protocolos aceptados (establecidos por la Comisión de Farmacia y Terapéutica o su equivalente) que autoricen al farmacéutico a dispensar formas farmacéuticas alternativas a pacientes con necesidades especiales (por ejemplo, formas farmacéuticas líquidas para pacientes con sonda nasogástrica o que tienen dificultad para tragar).

  1. Preparación errónea del medicamento

Incluiría, por ejemplo, dilución o reconstitución incorrecta, mezcla de medicamentos que son física o químicamente incompatibles, y envasado incorrecto del producto.

  1. Error en la técnica de administración

Incluiría dosis administradas: 1) por una vía de administración errónea (diferente de la prescrita), 2) por la vía de administración correcta pero en un lugar erróneo (por ejemplo, ojo izquierdo en vez del derecho), y 3) velocidad de administración errónea.

  1. Administración de un medicamento deteriorado

Incluiría, por ejemplo, la administración de medicamentos caducados y de medicamentos mal almacenados.

  1. Error de monitorización.
  1. Incumplimiento del paciente.
  2. Otros errores no incluidos en las categorías anteriores.

Prevención de los Errores de Medicación

Con el fin de evitar en la medida de lo posible los errores asociados a la administración de medicación, es importante tener en cuenta los siguientes puntos, a los que coloquialmente se denomina los 10 correctos:

  1. Administrar el medicamento correcto

Siempre identificar el medicamento y comprobar la fecha de caducidad el mismo, comprobar el nombre de la especialidad al preparar y al administrar el medicamento. Ante la duda, no administrar y consultar. Si un medicamento no está correctamente identificado, se debe desechar. Comprobar el aspecto del medicamento antes de administrarlo, posibles precipitaciones, cambios de color, etc

  1. Administrar el medicamento al paciente indicado

Comprobar con nombre y apellidos o mediante algún sistema de identificación validado que se trata del paciente correcto

  1. Administrar la dosis correcta

Siempre que una dosis prescrita parezca inadecuada, comprobarla de nuevo y si existen dudas ante dosis no usuales, efectuar doble control con otro personal del equipo. El doble control se debe realizar siempre que se administren medicamentos de alto riesgo como por ejemplo digoxina, insulina ,heparina, sangre, adrenalina, narcóticos y sedantes.

  1. Administrar el medicamento por la vía correcta

En caso de que la vía de administración no aparezca en la prescripción, consultar.

  1. Administrar el medicamento a la hora correcta

Se debe prestar especial atención a la administración de antibióticos, antineoplásicos y aquellos que exijan un intervalo de dosificación estricto.

  1. Registrar todos los medicamentos administrados

Si por alguna razón no se administra un medicamento, registrar en la Hoja de Evolución de Enfermería especificando el motivo. Cuando se administre un medicamento “según necesidades” anotar el motivo de la administración.

  1. Informar e instruir al paciente sobre los medicamentos que recibe

Para qué sirve: indicaciones y precauciones de uso y educarle sobre la mejor forma de administrar el medicamento.

  1. Comprobar que el paciente no toma ningún medicamento ajeno al prescrito.
  1. Investigar si el paciente padece alergias y descartar interacciones farmacológicas.
  1. Antes de preparar y administrar un medicamento lavarse las manos.

Si quieres evitar cometer errores con la medicación que administras a tus pacientes, te podemos ayudar con Máster en Farmacología y Productos Sanitarios para Enfermería de SalusPlay. Adquirirás conocimientos mientras ves vídeos y adquirirás competencias mientras juegas a Serious Games o Videojuegos.

 

Máster Farmacología y Productos Sanitarios

Categoría: Formación enfermería

Etiquetas: , ,


Seguridad en el uso de medicamentos: prevención de los errores de medicación
5 (100%) 2 votos

Apúntate a nuestra newsletter.