Caso clínico Nº MQ/44-001412


Publicado por ALBERTO GARCIA GOMEZ el 27/05/2017

Enfermería de Cuidados Médico – Quirúrgicos

MQ/44-001412

  • TRAUMATISMOS EN EXTREMIDADES

Sexo: Mujer Edad: 80 años Profesión: Jubilada País: España

Motivo de consulta: Paciente acude al servicio de urgencias por dolor en extremidad inferior derecha tras caída en su domicilio. No alergias medicamentosas conocidas. Ex fumadora desde hace 40 años 4 cigarrillos al día. No consumo de bebidas alcohólicas. No tratamiento habitual. Antecedentes personales: apendicectomía abierta hace 30 años, Un embarazo múltiple hace 50 años.

  • 1. Respiración: Son independientes.
  • 2. Alimentación / Hidratación: Dependientes. La deshidratación y desnutrición son problemas que hay que tener en cuenta debido a que si se encuentra malnutrido le provocaría una pérdida de la masa muscular y ósea que desencadenaría en un aumento del riesgo de nuevas fracturas. En el metabolismo, el catabolismo proteico puede estar aumentado por la fiebre si existe infección y por lo tanto conduce un adelgazamiento del paciente.
  • 3. Eliminación: Muestran dependencia ya que como consecuencia de la inmovilidad pueden presentar estreñimiento.
  • 4. Movilidad / Postura: Muestran dependencia. Con estos pacientes hay que tener mucho cuidado en los movimientos que realizan y las posturas que adoptan. Tras la intervención quirúrgica debe tomar una postura de extensión o ligera flexión y ligera abducción del miembro intervenido, con el enfermo en decúbito supino. Se colocara una almohada entre las piernas para conseguir la alineación. El paciente no debe dormir sobre el lado intervenido ni boca abajo. Es muy importante que durante los tres primeros meses después de la operación evite subir escaleras, también debe evitar las sillas bajas, levantar pesos y agacharse. No se debe cruzar las piernas, ni realizar una flexión mayor de 90º.
    Deberá realizar ejercicios que potencien la musculatura abductora, durante las primeras semanas, utilizara dispositivos de ayuda en la marcha como andadores o muletas. Es importante enseñarles el correcto manejo de dichos dispositivos ya que un gran número lo utilizan de manera inadecuada. Al ponerse en pie debe apoyarse en la pierna sana no flexionando de manera importante la pierna operada. Es importante conseguir una movilización temprana. Para ello la Enfermería explicara tanto al paciente como a los cuidadores como se deben realizar los ejercicios de rehabilitación. Puede ser necesario acudir a un fisioterapeuta.
    Como consecuencia de la fractura de cadera sus actividades de la vida normal se verán alteradas y por eso la Enfermería debe explicar tanto al paciente como al cuidador los cambios que tiene que hacer en su día a día. Explicarles las actividades contraindicadas para este tipo de pacientes, evitar los riesgos que le podría ocasionar una caída. En ocasiones puede resultar necesario realizar alguna modificación en su vivienda, para facilitar el desarrollo de las actividades de la vida normal
  • 5. Dormir / Descansar: Independientes, aunque si no se controla el dolor podría provocarle alteraciones en su patrón del sueño.
  • 6. Vestirse / Desvertirse: Dependiente, por la limitación de sus movimientos.
  • 7. Temperatura corporal: Independiente.
  • 8. Higiene / Integridad piel y mucosas: Dependiente. Es normal que después de la intervención quirúrgica la piel de alrededor de la incisión se encuentre enrojecida o con hematoma. Se deben realizar cambios de postura, para evitar complicaciones como las UPP. Localizando las zonas de presión y conociendo como se debe colocar al paciente. Las UPP son una de las complicaciones más comunes en nuestros hospitales debido al encamamiento prolongado y a la desnutrición.
    También se debe realizar un vendaje compresivo hasta el muslo para evitar edema (empezando desde los dedos del pie) se debe cambiar cada cierto tiempo debido a que pierde fuerza.
  • 9. Evitar peligros: Son dependientes. Puede suceder que la herida quirúrgica se infecte ocasionando varias reintervenciones, obligando a la retirada del material protésico o de los dispositivos de fijación. Ha disminuido mucho en los últimos años, en la actualidad se producen 1-2% de infecciones. Además, estos pacientes también pueden presentar otras infecciones asociadas, como infecciones urinarias.
    Además existe un alto riesgo de complicaciones tromboembólicas tras la intervención. La enfermedad tromboembólica venosa (ETEV). Para la profilaxis se deben emplean medias de compresión y heparinas de bajo peso molecula.
    Tras la operación en las primeras 24 a 48h es prioritario aliviar el dolor, administrándole analgesia.
  • 10. Comunicación / Relaciones sociales: Independiente.
  • 11. Valores / Creencias: Independiente.
  • 12. Autorrealización: Independiente, si el proceso de recuperación se largarse en exceso podría provocarle dependencia.
  • 13. Entretenimiento: Independiente, si el proceso de recuperación se largarse en exceso podría provocarle dependencia.
  • 14. Aprendizaje: Independiente.
  • 1. Percepción / Control de la salud:
  • 2. Nutricional / Metabólico:
  • 3. Eliminación:
  • 4. Actividad / Ejercicio:
  • 5. Reposo / Sueño:
  • 6. Cognoscitivo / Perceptual:
  • 7. Autopercepción / Autoconcepto:
  • 8. Rol / Relaciones:
  • 9. Sexualidad / Reproducción:
  • 10. Afrontamiento / Tolerancia al estrés:
  • 11. Valores / Creencias:

Diagnósticos NANDA

Gráfico Diagnóstico Inicio Fin
00004 - Riesgo de infección r/c defensas primarias inadecuadas (traumatismo tisular, destrucción tisular, retención de los líquidos corporales) 1º mes
00025 - Riesgo de desequilibrio de volumen de líquidos r/c lesión traumática (fractura de cadera). 1º mes
00015 - Riesgo de estreñimiento r/c actividad física insuficiente. 1º mes
00085 - Deterioro de la movilidad r/c perdida de la integridad de las estructuras óseas m/p limitación movi 1º mes

Resultados NOC

1924 - Control del riesgo: proceso infeccioso.

Identifica estrategias para protegerse frente a otros con una infección

2303 - Recuperación posterior al procedimiento.

Equilibrio de líquido

0501 - Eliminación intestinal

Estreñimiento

0208 - Movilidad.

Mantenimiento del equilibrio

Intervenciones NIC

3660 - Cuidado de las heridas

2870 - Cuidados postanestesia

 Vigilar diuresis.  Obtener informe de la Enfermería del quirófano y del anestesista.  Vigilar y registrar los signos vitales y realizar valoración de dolor cada 15 minutos o más a menudo, si procede.

2000 - Manejo electrolitos

 Observar si los electrolitos en suero son anormales, según disponibilidad.  Observar si hay manifestaciones de desequilibrio de electrolitos.  Suministrar líquidos según prescripción, si procede.  Mantener un registro adecuado de ingesta y eliminación.

0200 - Fomento de ejercicio

 Ayudar al individuo a desarrollar un programa de ejercicios adecuado a sus necesidades.  Controlar la respuesta del individuo al programa de ejercicios.  Explorar las barreras para el ejercicio.  Realizar ejercicios con la persona si procede

0450 - Manejo de estreñimiento/impactación

 Vigilar la aparición de signos y síntomas de estreñimiento.  Comprobar movimientos intestinales, incluyendo frecuencia, consistencia, forma, volumen y color, si procede  Explicar la etiología del problema y las razones para intervenir al paciente.  Fomentar la ingesta de líquidos, a menos que este contraindicado.  Instruir al paciente acerca de alimentos con alto contenido en fibra.

4310 - Terapia de actividad.

 Determinar el compromiso del paciente con el aumento y la frecuencia y/o gama de actividades.  Ayudar a elegir actividades coherentes con sus posibilidades físicas.  Ayudar a identificar y obtener los recursos necesarios para la actividad deseada.  Enseñar al paciente y / o a la familia a realizar las actividades deseadas y prescriptas.  Remitir centros comunitarios o programas de actividad.

A la hora de identificar y clasificar las necesidades alteradas se tiene que tener en cuenta que además de las propias de la fractura de cadera pueden tener otras alteradas, como consecuencia de ser pacientes pluripatológicos, o que a consecuencia de la fractura de cadera desencadenen otras que en principio no tendrían que estar alteradas, como puede ser la alteración del patrón del sueño como consecuencia del dolor que sería otro diagnostico a añadir. Por lo que el plan de cuidados debe ser individualizado.
Es importante realizar entrevistas con el paciente al de dos o tres días de la intervención quirúrgica debido a la relevancia de la deambulación temprana. Sería necesaria una tercera entrevista a los dos meses para establecer los resultados funcionales.
El dolor provocado de la intervención quirúrgica afecta a la recuperación de la movilidad de los pacientes que han sufrido fracturas de cadera, por lo tanto es importante pautar el tratamiento del dolor.
El dolor se intensifica con el movimiento y el paciente como defensa tiende a la inmovilidad. Debido a ello las sesiones de fisioterapia podrían resultar fundamentales para una adecuada recuperación.